Blog Entry

La tienda que vende inocencia

dimecres, 22 de juliol de 2009 by Marta M.Q. , under

Apenas él entró por la puerta, al niño se le llenaron los ojos de lágrimas. Hasta entonces, cada vez que estaba detrás del mostrador, sentado para parecer más alto, el niño esperaba, esperaba y pensaba cuándo llegaría él. Sabía que pasarían muchos años hasta que un día aparecería para pedirle consejo, así como acudían miles de personas que viajaban hasta allí. Ese día él estaba leyendo cuando alguien abrió la puerta y una ráfaga de viento le tiró violentamente el libro al suelo. Por fin, sentados uno delante del otro, el padre en una silla más baja, el hijo en un taburete alto, se podía percibir el olor chamuscado del rencor del niño. Temblaba el pequeño, se retaban las miradas y el círculo se cerraba. El hombre que le había rechazado al nacer y que había matado a su madre le preguntó: "¿Cómo puedo hacer para recuperar la inocencia?".

0 Responses to 'La tienda que vende inocencia'

Publica un comentari a l'entrada