Blog Entry

Adiós Alá

dimecres, 2 de febrer de 2011 by Marta M.Q. , under


Dilluns per la nit vaig tornar d'Egipte. Aquí teniu la crònica que vaig fer de la revolta del poble contra el govern:

"Era la una del mediodía cuando el pasado viernes -día festivo en El Cairo- los ciudadanos terminaron su oración con el "adiós Alá, adiós Alá" y a continuación salieron a las calles para manifestarse y pedir el cese de su presidente durante tres décadas, Hosni Mubarack, así como que su hijo no se presente a las elecciones que tendrán lugar en septiembre. Los ciudadanos y la policía -así como policía secreta vestida de paisana- acabaron enfrentándose violentamente, unos con cocktails molotov, otros con gas lacrimógeno y balas de goma, respectivamente.

A las seis se instauró el toque de queda y la policía se retiró, según un guía turístico, y hasta los ocho no entraron los militares, intermedio que provocó todo tipo de altercados incontrolados y saqueos. Durante toda la noche prosiguieron los enfrentamientos y las protestas que parecían haber remitido la mañana del sábado -dejando escenas de edificios en llamas y humeando, tanques en las calles, helicópteros sobrevolando la ciudad y caos en el tráfico- pero que se reactivaron de nuevo durante el resto del día, con un toque de queda a partir de las cuatro de la tarde hasta las ocho de la mañana del domingo. Y esta vez sin policía.

El gobierno cortó el viernes internet y la comuncación vía móvil -que se restauró el sábado- para frenar cualquier reunión. Los turistas están recluidos en los hoteles –es temporada alta en Egipto-. "Los lugares más seguros de la ciudad son los hoteles y los aeropuertos", opina el guía, que muestra preocupación por el turismo, ya que es la primera fuente de ingresos en el país, "y no el petróleo como mucha gente cree". Sin embargo, cree férreamente que es una situación temporal, ya que Egipto posee grandes tesoros históricos como Abu Simbel, los templos, las pirámides... Y por lo tanto no dejará de ser una gran atracción turística.

En su opinión, hay mucha presión exterior e intereses políticos, concretamente hace referencia a los Estados Unidos, ya que Mubarak y Obama mantienen estrechas relaciones. Sobre el caso reciente de Túnez, que se apunta como el origen del efecto dominó con las protestas en Egipto y otros sitios como Albania o Jordania, él afirma que el pueblo egipcio fue pionero porque a principios de enero ya se hablaba de ello en las redes sociales.

Búsqueda de un líder egipcio popular
Un hombre bajó el sábado de su coche para tomar unas fotos al edificio de la sede central del partido de Mubarak en llamas y dijo, serio y con aire enfadado: "No es egipcio, es del gobierno". Un representante de una agencia de viajes de El Cairo opina que el pueblo quiere como líder a un egipcio que viva con ellos, a pie de la calle, no como Mubarack o ElBaradei, el líder de la oposición, que viven la ciudad desde sus casas en las afueras o desde la televisión. Asimismo, afirma que el pueblo se alegró el viernes de la entrada de los militares "que apoyan al pueblo, ya que este lo ayudo a su vez en el año 1952".

Sin embargo, el sábado por la tarde la seguridad falló y los saqueadores dañaron obras históricas del Museo Nacional de El Cairo así como robaron equipo médico de un hospital y tiendas. Según un joyero, a partir de las cuatro -hora que se inició el toque de queda- sólo habían "criminales" que se dedicaron a destrozar la ciudad y mostró su preocupación por el sector del comercio. Sin embargo, él apunta que en una semana se habrá tomado el control de la situación y la inseguridad habrá desaparecido.

Aparte de los daños materiales, por encima de todo, hay que destacar la muerte de más de cien personas a lo largo de estos días de reivindicaciones. Las reclamaciones políticas se están llevando al extremo de perjudicar seriamente el bagaje histórico de Egipto, sus infraestructuras y, por encima de todo, sus propias vidas.

El domingo no cesaron las quejas del pueblo en las calles de El Cairo. La gente siguió sin respetar el toque de queda y se aglomeraron para insistir en que el presidente deje su cargo. Los policias no aparecieron hasta el anochecer. Helicópteros a baja altura planearon sobre la ciudad así como cazas, que con su estridente sonido asustaban la gente alrededor de las cuatro de la tarde. Una joven turista que hablaba por teléfono lo comparaba con una bomba.

Ayer por la mañana, en la calle habían muchos controles de seguridad y barricadas. Gente con palos protegiendo sus casas, coches quemados por las calles y tanques, muchos tanques. Llegar al aeropuerto era una odisea y una vez allí, todo era un caos: muchísima gente, residentes y turistas, deseosos de salir del país cuando antes mejor, sobre todo los americanos. Algunas tiendas estaban cerradas y otras ya no tenían agua ni comida. Trabajadoras de Business Class dejaban sus puestos de trabajo para irse a sus casas, ya que el toque de queda era a las tres de la tarde. En definitiva, un mar de confusión, inseguridad y miedo. Al final despegan los vuelos hacia España, el de Barcelona con casi ocho horas de retraso. Pero al menos lo hacen. Mucha gente, en cambio, tendrá que dormir en el aeropuerto o algunos no podrán dormir, en vilo guardando sus casas.

Adiós Alá, adiós Alá".

http://www.lavanguardia.es/lectores-corresponsales/20110201/54110042386/la-revolucion-de-egipto-vivida-por-una-turista.html

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/20110201/habia-manifestantes-con-palos-protegiendo-sus-casas-coches-quemados-tanques-muchos-tanques/688208.shtml


4 Responses to 'Adiós Alá'

2 de febrer de 2011 a les 7:15

Comment by Marienkafer.

Oh Dios mio, has estado allí?? Que angustia, solo de verlo por la tv se te ponen los pelos de punta. El mundo está cambiando... Es una lástima lo de los saqueos, siempre hay alguno que tiene que perjudicar la imagen del pueblo... Me alegro de saber que estás de vuelta y que puedas explicar de una manera tan directa lo que sucede fuera de aquí.

Un beso!

2 de febrer de 2011 a les 7:32

Comment by òscar.

Tants morts és un peatge, sigui quin sigui l'objectiu de tot això, massa peatge.

2 de febrer de 2011 a les 10:44

Comment by Elfreelang.

quina experiència viure els esdeveniments en directe i poder-ne fer una molt bona crònica com tu has fet!

2 de febrer de 2011 a les 12:40

Comment by maria.

Una persona que deixa morir el seu poble no és un bon governant.Que plegui d'una vegada!

Publica un comentari a l'entrada