Blog Entry

De ilusiones también se vive

dimarts, 31 d’agost de 2010 by Marta M.Q. , under

Las ilusiones -las emociones en sí- son el motor de la vida antes que los medicamentos. Sin objetivos -y sin luchar por ellos- no avanzamos ni nos sentimos mejor. Conocerás al hombre de tus sueños, de Woody Allen, habla de la frustración (uno de los temas estrella del director neoyorquino): la que nos acecha al envejecer y no poder parar el tiempo, la de no encontrar la persona que nos complemente o no poder tener un hijo. Sí, recurre de nuevo a la 'insatisfacción crónica' de alguna manera, aquella que mencionaba en Vicky Cristina Barcelona, en que siempre queremos más de lo que tenemos.

Es una película entretenida, aunque con un final disperso, que se insinúa pero no se cierra, almenos abiertamente. Creo que la historia mejor tejida y más 'creíble' es la representada por el matrimonio entre Naomi Watts, asistente de una galería de arte, y Josh Brolin, escritor de un solo libro. Y, por encima de todo, lo mejor son las escenas de las ventanas -marco en el que el marido se cuelga de una mujer de rojo (Freida Pinto)-, momentos que evocan, salvando las distancias, a Singularidades de una chica rubia de Manoel de Oliveira o a Two lovers. Sobre todo hay un momento concreto en que realiza un juego genial con las ventanas que retrata que siempre queremos lo que no poseemos.
Fotografía: La butaca

7 Responses to 'De ilusiones también se vive'

31 d’agost de 2010 a les 4:01

Comment by jordicine.

N'hem fen una lectura similar, MARTA. Jo m'ho vaig passar molt bé veient-la- El final obert també em va semblar estrany, però em va semblar fantàstic. Una abraçada i fins aviat.

31 d’agost de 2010 a les 4:29

Comment by Estike.

la sociedad del consumo nos incita a poseer, y basta para poseer algo para dejar de desearlo y empezar a desear otra cosa. Y así pasa con casi todo; con el coche, el movil, la consola y hasta con otras personas.

1 de setembre de 2010 a les 11:01

Comment by Mireia.

aquest cap de setmana vull anar a veure-la!

1 de setembre de 2010 a les 11:30

Comment by Elvira FR.

Bona ressenya de la pel.li! en tot cas d'il.lusions es viu...sense il·lusions és tot més trist

2 de setembre de 2010 a les 5:52

Comment by Estike.

de ilusiones no se vive, de ilusiones se crea una imagen de vivir, un reflejo de que creemos que es vivir, una mala caricatura de la vida. Y de las ilusiones se crean espectativas y éstas nunca llegan a alcanzar lo pretendido, eso si que es realmente triste.

6 de setembre de 2010 a les 8:38

Comment by Bargalloneta.

I a la Ventana Indiscreta no???, a mi també em va agradar no sent de les millors d'ell
petons

7 de setembre de 2010 a les 2:57

Comment by Marta M.Q..

jordicine: Jo també m'ho vaig passar bé amb el film i estic d'acord amb el que dius! Petons

Estike: Como ya digo, Allen habla de la insatisfacción crónica, la ambición, la frustración, el deseo... una amalgama de sentimientos que acostumbran a erosionar y a doler más que otra cosa. Pero viva los enredos de Woody! ;)

Yo creo que gracias a la ilusión vivimos. La clave es ilusionarse con objetivos y luchar por ellos: algunos se harán realidad, otros no, pero ya dicen que la felicidad está en el camino, no en la cima.

Mireia: Ja em diràs! ;)

Elvira: Gràcies! Jo també estic d'acord que les il·lusions són un motor per viure.

Bargalloneta: Jeje, tens raó! sí, les millors d'ell no són pas les modernes...petons

Publica un comentari a l'entrada